Los motociclistas no somos delincuentes

El 15 de febrero se hizo pública una medida legislativa para implementar el uso de chalecos y cascos con el número de la placa escrito en ambos. Esta medida entrará en vigencia dentro de 90 días a menos que se haga algo al respecto. El ministro de Transportes y Comunicaciones argumenta que con esta medida se reducirá la cantidad de asaltos en motocicleta y también aumentará la seguridad de motociclista al ser más visible. A primera vista parece ser algo lógico pero si se hubieran tomado la molestia de realizar un estudio, siquiera a groso modo, se habrían dado cuenta de lo enormemente estúpida que resulta esta medida.

¿Se imaginan andar así? 

Para comenzar, con esta medida se asume que todo motociclista es un delincuente, obligándolo a usar una identificación que lo margina y lo categoriza como tal. Se me vino a la mente otro régimen no tan antiguo que marcó a sus prisioneros y me pregunté, ¿en qué clase de sociedad estamos viviendo? Es cierto que en Colombia se ha adoptado esta medida pero debemos considerar que es una realidad completamente diferente. No se puede tratar de plantear las mismas soluciones para problemas que aquí son inexistentes. Los robos al paso en Lima se dan mayormente en automóviles pero la nueva ley no requiere que los mismos pinten el número de su placa sobre el techo o el capó o que los conductores usen una gorra con su número. Si esta medida se llega a concretar, se crearía un precedente para que en el futuro nos obliguen a todos a usar camisas con nuestro DNI bordado en la espalda, o peor aun, tatuado en la frente.

Más allá de la segregación del motociclista como delincuente, la medida no aumentará la seguridad ciudadana. Es más, crea un peligro adicional. Ningún delincuente va a cometer un crimen usando su propia moto, su propio casco, y su propio chaleco. Los motociclistas nos exponemos a convertirnos en una herramienta al paso para cualquier criminal. Solo hace falta que nos asalten en un semáforo, nos quiten el casco y el chaleco, cometan su fechoría y al final el que se tiene que enfrentar a la ley es el agraviado ya que usaron su identidad para cometer un crimen. Tampoco ayudará a identificar a los que hayan cometido el crimen. Cuando la policía busque a un par de motociclistas con chaleco naranja, van a pescar a los primeros dos motociclistas honestos que se les crucen y con eso “resolvieron” su problema. ¿Cumplen con la descripción? ¿Sí? Entonces ya capturaron (y de paso inventaron) a los “Malditos de [localidad X]”. Motociclistas honestos pagarán pato por leyes ridículas implementadas apresuradamente. Es como si los ministros que aprobaron esta ley fueran incapaces de pensar en situaciones hipotéticas, incapaces de ponerse en el lugar de otro. Si un ministro es incapaz de ponerse en el lugar de otro entonces es incapaz de poder representarlo correctamente. ¿Realmente deberíamos tener ministros que son incapaces de representarnos?

Existen muchas más situaciones que evitan que sea una medida a la altura de nuestra realidad. Los repartidores usan cajas en sus motos que restringen la visibilidad del chaleco. Estarían infringiendo. Muchos estudiantes y trabajadores necesitan usar mochila para llevar sus libros, documentos, o herramientas. En la moto no tenemos maleteras. Estarían infringiendo. Si un motociclista decide llevar a un pasajero, también estaría infringiendo. El pasajero cubriría el chaleco y los números del casco.

No soy un delincuente. No soy un criminal. No merezco que se me trate como uno. Soy un motociclista. Soy un ciudadano. Soy una persona. Como tal tengo derechos constitucionales que me garantizan que seré tratado con respeto e igualdad. Tengo el derecho a no ser discriminado por el modo de transporte que he optado usar. Tengo el derecho a no ser humillado, obligado a usar accesorios que me etiqueten de delincuente. Ni yo ni mis compañeros moteros aceptaremos esta imposición ridícula.

 

A partir de este blog hago un llamado a todos los motociclistas del Perú para que se enteren de la situación y se unan a la causa. Únanse al grupo de Facebook que se ha creado para que estén al tanto de las reuniones que se llevarán a cabo. También revisen la discusión en el foro de TodoAutos.com para que sepan cuáles son algunas de las ideas que se han planteado hasta el momento para lograr derogar esta ley. Recuerden que si nos unimos en contra de esto y lo hacemos de manera generalizada y ordenada podremos anular estas medidas tan ridículas y de paso ya tendríamos una fuerza concertada para pronunciarnos con mayor eficacia en contra del alto costo del SOAT para motos. Juntos lo podremos lograr.

Únete al grupo en Facebook                       Participa en el foro

Published by

luis tenorio

Luis es un ingeniero en eterna búsqueda de aventura. Actualmente se pasa la vida viajando por el mundo y escribiendo relatos y código fuente. Es el creador de Cartas del Mundo y Vuelta Sudamericana y el director informático de The Glutton's Digest.

One thought on “Los motociclistas no somos delincuentes”

  1. Debemos unirnos para solventar los tramites de una Accion de Amparo o Popular. Nuestra Constitucion nos ampara y debemos oponernos a esa norma ridicula mediante el Poder Judicial.
    El Club Moto Riders, y creo que otros, esta organizando una colecta. Si hay moteros que dudan en apoyar esta acción para ahorrarse unas chelas recuerden que el chaleco y los numeros no se regalarán y habra que comprarlos a ¿S/150? y las mulatas y coimas?
    El único modo para que no nos pisoteen es UNIENDONOS.

Comments are closed.